martes, diciembre 20, 2016

JESÚS LA SALVACIÓN DE DIOS





Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, 
sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:17



Me gusta mucho traer a la memoria los recuerdos de mi infancia, pues muchos de ellos ahora puedo relacionarlos con situaciones que me llevan a reflexionar sobre la Palabra de Dios. Te comparto que uno de mis juegos favoritos eran las escondidas, para mí lo más divertido de este juego era, además de “salvarme” de que me encontraran, tener el “honor” de poder rescatar a los amigos con un “salvación por mí y por todos mis amigos”  ¿lo recuerdas?



Y esta salvación que obviamente era a modo de juego me hace pensar en una salvación que definitivamente no es un juego, pues ésta es la verdadera, única y más gloriosa salvación que podemos obtener y que es la que Dios nos ha dado a través de Jesucristo Su Hijo, y Su Palabra nos lo confirma: Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:17



Dios en Su infinito amor y misericordia envió a Su unigénito, Jesucristo, para que por Su sangre derramada en la cruz del calvario fueran nuestros pecados perdonados: porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Mateo 26:28 y entonces como creyentes en Cristo, podamos obtener la salvación de nuestras almas y gozar un día de la vida eterna.



Hoy te invito a que compartas con tus amigos esta gloriosa salvación que has recibido por Cristo y que ellos también, al reconocer a Cristo como Su Señor y Salvador, puedan disfrutar de los beneficios que Él trae a nuestras vidas: Salvación y Vida Eterna.




Envía tu petición a: ebenezertemplocristiano2009@gmail.com  
Templo Cristiano Eben-ezer
Saludos cordiales, bendiciones
Maná para Eben-ezer
Búscanos y síguenos en Facebook

http://www.facebook.com/mana.ebenezer




0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas

DIOS TE BENDIGA!

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.