lunes, abril 24, 2017

JESÚS EN LAS EPÍSTOLAS UNIVERSALES



Escrito está: sed santos, porque Yo soy santo. 1 Pedro 1:16

Jesús es nuestra salvación, nuestra esperanza de vida, esperanza de vida eterna.
Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 1 Pedro 1:3-5

Nuestro Señor Jesucristo nos invita a vivir una vida en santidad, una vida apartada de pecado, una vida agradable a Dios, vivir como Él vivió y andar como el anduvo.      
        
Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.1 Pedro 1:13-23... 
 

Queremos orar por ti
Envía tu petición a: ebenezertemplocristiano2009@gmail.com    

Templo Cristiano Eben-ezer
Saludos cordiales, bendiciones

Maná para Eben-ezer

Búscanos y síguenos en Facebook

Páginas vistas

DIOS TE BENDIGA!

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.