miércoles, febrero 07, 2018

DIOS DESEA QUE AMEMOS





Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad,
mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido,
 amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro
1 Pedro 1:22

Dios nos ordena a través de Su Palabra que debemos amarle: Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas Deuteronomio 6:5; posteriormente Jesús hace referencia a este mandamiento entrando con más detalles Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:37-39

Probablemente  amar a Dios pueda resultar mucho más sencillo que amar al semejante, sin embargo la ordenanza es “amar a Dios y al prójimo” y es allí donde comienza a complicarse llevar a cabo el cumplir con dicho mandamiento ¡¡y Jesús lo sabía!! Por ello Él hace referencia a esto: Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mateo 5:44-48

Dios espera que como Sus hijos, hagamos la diferencia, que haya una diferencia entre quienes tiene y no tienen a Cristo en su corazón; Él espera  que alcancemos la perfección pues fuimos hechos a semejanza de Él y se nos exhorta como Sus hijos  a esforzarnos por ello:  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo Efesios 4:12-13

Así que seamos hijos fieles y obedientes a Dios y Su Palabra: Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro 1 Pedro 1:22


Queremos orar por ti

Envía tu petición a: ebenezertemplocristiano2009@gmail.com  

Templo Cristiano Eben-ezer

Saludos cordiales, bendiciones

Maná para Eben-ezer

Búscanos y síguenos en Facebook


0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas

DIOS TE BENDIGA!

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.